Del entredicho al escepticismo

CartaEMILIO_ICAM-649x311px

España zozobra hoy del entredicho al escepticismo.


El “todo vale” y el “no pasa nada” se han instalado en nuestra sociedad y el desafecto hacia todo tipo de instituciones es manifiesto.

La Justicia, institución del Estado peor valorada según estudios (CIS- 6/5/13) y quien debería ser ejemplo y referente en lo que a valores, principios y pautas de conducta se refiere, tiene la necesidad y la obligación de reinventarse. De recuperar la confianza perdida. De convertir sus órganos en modelo a seguir y los profesionales que la ejercen en mirlos blancos de la equidad, la honestidad y la ética.
En la Asociación Abogados por un ICAM-ético se defiende la necesidad de reorientar tanto la misión como la visión de las instituciones que imparten justicia. El objetivo, garantizar la correcta aplicación de los procesos, la honestidad en el proceder de quienes la imparten y la transparencia que la sociedad demanda. Desde su plataforma, se abre una tribuna a cuantas manifestaciones sean precisas para ejercer el derecho de opinión o de réplica.

Días atrás en este mismo escenario recogía las declaraciones del Académico Luis Maria Anson quien desde su columna “CANELA FINA” vertía una serie de comprometedoras acusaciones contra la recientemente nombrada Decana, Sonia Gumpert. De la gravedad de las mismas se hace eco alguien cuya solvencia social y profesional está fuera de duda y, el hecho de tomar parte por quienes exhortan a la ética y la transparencia, no es desdeñable.
La respuesta no se hizo esperar y, a continuación, publicábamos nota de la Decana refutando las acusaciones de que fue objeto. Lejos de cuestionar la veracidad de las mismas, existe en el ejercicio de la abogacía la necesidad de demostrar mediante pruebas la solvencia de la palabra.

Coherente con sus principios y desde el animoso deseo de iluminar cualquier posible sombra al respecto, la Asociación “Abogados por un ICAM-ético” conmina a nuestra Decana a aportar la información que fuese precisa para el esclarecimiento de la verdad y la incuestionabilidad de sus declaraciones.
Por su honorabilidad, prestigio personal y profesional y, por salvaguardar la mancillada imagen del Colegio que, a fin de cuentas, fue quien con los votos de sus colegiados sentenció el actual desenlace.

Por mi parte y desde la responsabilidad contraída con el ICAM en la salvaguarda de un proceder ético y honesto en todos sus desempeños, creo mi deber aportar cuantos datos fueran necesarios para la pronta solución del proceso. No hay partidismos en ello y sí la firme voluntad de recuperar el buen nombre del Colegio en favor de quienes lo componen: los abogados Madrileños.

El poder de un cargo en términos de responsabilidad está en relación directa al apoyo de quienes tomaron parte por él. De estos es el derecho a dirimir en quien depositan su confianza.
El Derecho necesita de este proceder hoy más que nunca para hacer justicia.

Fdo: Emilio J. Ramírez Matos
Doctor en Derecho y Presidente de la Asociación “Abogados por un ICAM-ético”

, , , , , , , , , , , , , , ,

Una Respuesta a Del entredicho al escepticismo

  1. Irene 08/10/2013 en 10:15 pm #

    La Deontología Jurídica comprende las reglas del deber y, como tal, tiene la misión de regular el proceder correcto y apropiado del abogado en su ejercicio profesional.
    Esta función recogida en el Código Deontológico debe regular toda la actividad de la Abogacía, basándose en la Moral y la Ética.

Deja un comentario

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR