Dos nuevos varapalos judiciales para la Decana de los Abogados

2sentencias1

2sentencias2
 

Dos nuevos varapalos judiciales para la Decana de los Abogados.

ABC-Madrid-Isabel Serrano

El juez rechaza dos recursos de Gumpert y ordena el volcado de los ordenadores

El Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid ha desestimado dos recursos interpuestos por Sonia Gumpert, decana del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), contra un auto de ese mismo tribunal en el que se ordenaba el volcado de los datos de los polémicos ordenadores requisados por la Policía Judicial la noche electoral.

Las sospechas de irregularidades en aquellos comicios se produjeron justo después del cierre de las urnas, la noche del 18 de diciembre, para elegir la nueva junta directiva del órgano colegial madrileño.

Nueve meses después de aquellos altercados, el futuro de Gumpert y su junta directiva siguen estando en el aire. Ella y su equipo están imputados por un presunto delito de revelación de secreto. Han dimitido algunos miembros de su candidatura al poco de tomar posesión y, también, se despidió al gerente del ICAM, un empleado que llevaba décadas en el cargo. Además, ya se ha iniciado un proceso para esclarecer el resultado de aquellas elecciones; esta vez, en el Juzgados de lo Contencioso. El recurso lo ha puesto el anterior decano, Antonio Hernández Gil.

Estos dos nuevos varapalos judiciales vienen a señalar la complicada situación que se vive en el órgano de los abogados madrileños. La decana recurrió en su día dicho auto del Juzgado de Instrucción número 9 por considerar que el volcado de datos era «lesivo» para sus intereses. Solicitaba la suspensión de esa prueba pericial y, en consecuencia, que no se procediera a la apertura de los ordenadores y «pendrives» requisados.

Ahora, el titular de ese Juzgado de Instrucción número 9 se pronuncia dos veces, simultáneas, para decir a la decana que su recurso no ha lugar. Así, en los antecedentes de hecho, el juez pide que «se informe de cuantos datos obren en los ordenadores y prendrives que puedan afectar al título imputatorio al que se contrae la presente causa, ya sea en relación con el delito de revelación de o descubrimiento de secretos o cualquier otro delito conexo que pueda afectar a la irregularidad de las elecciones». Sonia Gumpert recurría en concepto de «reforma y subsidiario de apelación» por entender, además, que el volcado y conocimiento del contenido de los ordenadores «no se ajustaba al derecho».

En uno de los razonamientos jurídicos, el juez señala que el recurso de Gumpert «debe ser desestimado». Y añade: «Los hechos relatados en el escrito de denuncia y la documentación acompañada en el mismo revisten indiciariamente caracteres de infracción penal y ello sin perjuicio de lo que resulte tras avanzar en la instrucción de la causa».

Fuentes jurídicas consultadas por este periódico señalan que, a partir de ahí, el juzgado evaluará el contenido de los ordenadores para, en su día, fallar si existe ese presunto delito de revelación o descubrimiento de secretos. Y todo ello sin olvidar que este caso de posibles irregularidades ya se ha abierto camino en el terreno de lo contencioso administrativo.

El conflicto arracó la misma noche electoral. Se elegía nuevo decano.Sonia Gumpert obtuvo 6.523 votos; Antonio Hernández Gil, 3.263. El tercero fue Javier Cremades, con 2.231.

, , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR