El Despacho de Abogados y la imagen corporativa

Design
Elección del local adecuado: el Despacho de Abogados y la imagen corporativa
 
Blanca Herrera Fernández / LegalToday
 
Por fin ya estamos decididos: ¡¡Vamos a abrir un Despacho!! Pero, ¿por dónde empezamos?
 
Una vez tomada la decisión de fundar nuestra propia firma jurídica, muchos son los puntos a tener en cuenta en la elección del local más adecuado para nuestro Despacho y su ubicación dentro de nuestra ciudad.
 
A este espacio físico en el que desarrollaremos nuestra actividad profesional y que será el marco del producto que proyectemos a nuestros clientes, hay que sumarle la importancia de un proyecto de marketing y una imagen corporativa, que será la esencia que percibirán de nosotros. “Una imagen vale más que mil palabras”. Nada más cierto.
 
Primeramente, a la hora de elegir el local, debemos tener en cuenta una doble vertiente: por un lado, la comodidad y bienestar propio en nuestro lugar de trabajo, en el que pasaremos incontables horas; y por otro lado, la imagen que llega a los clientes, ya que, al ofrecer los Abogados algo tan intangible como nuestros servicios de asesoramiento jurídico (que obviamente no son un producto que se pueda ver y tocar), suelen identificarse, queramos o no, con todos los elementos tangibles que nos rodean como profesionales, independientemente de nuestra valía como Letrados: eso ya lo percibirán cuando entremos “en acción”.
 
Cada ubicación tiene sus ventajas y sus inconvenientes: los Despachos en el centro neurálgico de las ciudades tienen acceso fácil, y mucho movimiento de transeúntes. Sin embargo, esto puede ir de la mano de excesivo tráfico y falta de aparcamiento. Por otro lado, un Despacho a las afueras o en barrios periféricos, aunque resulte beneficioso por su accesibilidad, puede no casar con la imagen que queremos transmitir.
 
Lo ideal es que nuestros clientes vayan a buscarnos allá donde nos ubiquemos, pero los Letrados jóvenes: ¡primero tienen que hacerse ver para conseguir una cartera de clientes! Es una decisión a valorar, aunque, desgraciadamente, debemos aceptar que por lo general la cuestión económica tomará la decisión por nosotros.
 
De modo que queda patente que la tradicional visión y distribución de un Despacho de Abogados está cambiando, y en esto los jóvenes abogados tenemos mucho que decir. Cada vez más, los letrados eligen locales a pie de calle, en grandes avenidas, con amplias cristaleras, luminosos y con aire moderno y vanguardista.
 
Sin embargo, esto no solía ser sí, por una cuestión de imagen, pues el Abogado no quería que se confundiera su actividad con la de una tienda u otro negocio, o por miedo a estar demasiado expuesto. Sin embargo, la privacidad no tiene por qué ir reñida con una ubicación estratégica siempre y cuando protejamos como es debido la intimidad propia y la de los clientes.
 
Respecto a la decoración, al pensar en un despacho de Abogados nos suele venir a la mente una oficina de madera de caoba, con sillones presuntuosos y escritorio macizo, con pesados pisapapeles y plumas antiguas, llena de tomos de colección jurisprudencial. Este estilo conservador no deja de ser una “apuesta segura”, pero hay otras fórmulas. Hablo del despacho con aire serio y profesional, pero con la luminosidad definiendo espacios, decoración minimalista, modernista o “vintage“, un espacio que sea acorde al espíritu de la Abogacía, pero sin necesidad de trasmitir imagen “trasnochada” sino acorde con nuestra juventud, personalidad y frescura.
 
Por otro lado, en cuanto al marketing, community management y el mundo 2.0, soy de la opinión de que en la actualidad: “quién no está en Internet no está en el mundo”.
 
Antes, en las pequeñas ciudades, todos conocían “Al Abogado del pueblo”, todos sabían dónde tenía el despacho, de qué familia provenía, y encontrar su teléfono era algo tan fácil como preguntar a un vecino: el “boca a boca” lo era todo. ¡La de tarjetas que tuvo que ahorrarse!
 
Hoy en cambio, el “marketing jurídico”, las redes sociales profesionales, la publicidad online, los blogs y newsletters están al orden del día, y son un elemento esencial para el posicionamiento en red de nuestro bufete y para el afianzamiento de una identidad corporativa sólida: deben encontrarnos al “googlearnos”, y además, percibir qué somos como Firma.
 
El mundo está cambiando, y la Abogacía tiene que hacerlo también. La valía de nuestro trabajo es lo primero, pero no podemos olvidarnos de crearnos o reinventarnos como la mejor alternativa, y aspectos como la decoración del despacho, su ubicación o nuestro logo corporativo son piezas clave en el Plan de Marketing de nuestro bufete. No cabe duda: somos nuestra Marca.

, , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR