El test obligatorio para ser abogado no convence

Test
El test obligatorio para ser abogado no convence.
 
Carlos García-León
 
Los graduados en Derecho se jugarán la posibilidad de ejercer la abogacía sólo mediante una prueba tipo test, al eliminarse el caso práctico. El nuevo sistema no gusta a procuradores, abogados ni estudiantes.
 
Nunca llueve a gusto de todos, como dice el refrán. El tortuoso camino de la Ley de Acceso a las Profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales está a punto de concluir, pero su resultado no contenta a todos los implicados. Se trata de una norma aprobada en 2006 y que tuvo una vacatio legis (periodo hasta que entra en vigor la ley) de cinco años, la mayor de la democracia, y que ha visto pasar a cuatro ministros de Justicia, varios secretarios de Estado y casi veinte borradores de un polémico reglamento, además de cambios, como eximir a los licenciados. Sin embargo, más de siete años después, todavía no hay fijada fecha para la primera convocatoria del examen que obliga la citada ley.
 
El viernes pasado, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto que fijaba la prueba y que modifica algunos aspectos importantes del reglamento elaborado en 2011 por el Gobierno del PSOE. En concreto, la reforma elimina la resolución de un caso práctico que incluía hasta ahora la prueba de acceso que estaba dividida en dos partes, con lo que el examen será finalmente en su totalidad de preguntas múltiples, es decir, tipo test.
 
Para contrarrestar esta decisión, el Ministerio de Justicia indica que estas preguntas –aún no se ha especificado cuántas habrá, pero podrían rondar las 100– «no tienen por qué estar relacionadas con aspectos puramente técnicos o teóricos, sino que pueden tener un contenido de aplicación práctica sobre asuntos reales a los que van a enfrentarse los futuros abogados y procuradores».
 
Sin embargo, los cambios no han sido bien recibidos. Los que tendrán que enfrentarse a la prueba, los alumnos, son los más críticos. Alrededor de 800 habrían ya acabado el máster de acceso y estarían en disposición de presentarse a la primera convocatoria del examen en la segunda quincena de junio, según fuentes de Justicia, una vez pasen tres meses desde que la convocatoria del examen se publique en el BOE.
 
La portavoz de la asociación de afectados Abogados sin toga, Verónica Gutiérrez, cree que «es vergonzoso que días antes de convocar el primer examen se cambie su formato. Además, sólo la prueba tipo test no puede valorar la competencia práctica del abogado».
 
Por su parte, tanto los procuradores como los abogados recelan del cambio en el reglamento, aunque en noviembre pasado ya fueron informados del mismo por Justicia. Francisco Cerrillo, vicesecretario del Consejo General de Procuradores (CGPE), asegura que «eliminar el caso práctico no es lo ideal. Se ha hecho por cuestión de urgencia y necesidad. Creo que tiene un carácter provisional y se cambiará».
 
Victoria Ortega, secretaria del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), tras congratularse de que por fin se pueda realizar el examen, confía que en próximas ediciones «se facilite la realización de una prueba práctica mucho más acorde con la finalidad pretendida, que es garantizar la capacidad de los futuros abogados para prestar la asistencia jurídica prevista en la Constitución».
 
Nueva ponderación
 
Otro cambio introducido en el real decreto es que reconsidera los porcentajes de ponderación entre la calificación obtenida en el curso de formación y la obtenida en la evaluación final, de tal forma que ésta no sea el único medio a tener en cuenta, sino que forme parte de un conjunto. El texto establece que la calificación final resultará de la media entre el 70% de la obtenida en la evaluación y del 30% de la conseguida en el curso de formación –antes de esta reforma el periodo lectivo era el 20% del total de la evaluación del primer ejercicio –teórico–.
 
«No nos parece bien que la parte lectiva tengan más peso ahora en la nota final del acceso, ya que esto no soluciona nada», asegura Cerrillo del CGPE. Ortega, del CGAE, sí cree que es razonable un 30% atribuíble al máster como compensación si se mantiene el tipo test. Por su parte, Gutiérrez, de Abogados sin toga, apunta que «hubiera sido deseable que se hubiera justificado el cambio en el real decreto. No lo entendemos».
 
Universidad
 
Desde las facultades no hay una única respuesta al cambio en la evaluación. Por ejemplo, Federico de Montalvo, director del máster de la abogacía de la Universidad Pontificia Comillas-Icade, cree que «el nuevo sistema es mejor porque refleja la importancia de los cursos y su contenidos prácticos». Por contra, Ramon Ragués, director del máster de la abogacía de la Universidad Pompeu Fabra asegura que «este cambio puede afectar a las condiciones de igualdad de las escuelas que imparten el máster y las que son más serias y estrictas con la evaluación estarán perjudicando a sus alumnos frente a los centros más benevolentes».
 
La tramitación más larga de la Democracia
 
1. En 2006, se aprobó la Ley de Acceso para igualar la entrada a la profesión de abogado con el resto de países de nuestro entorno.
2. En marzo de 2009, salió el primer borrador del reglamento, con una prueba de cien preguntas. Hubo una veintena de borradores
3. La ley entró en vigor en octubre de 2011, con la ‘vacatio legis’ mayor de la democracia y sin definir la prueba de acceso ni los convenios.
4. Antes de dejar el cargo, el ministerio dirigido por Caamaño publicó las pruebas piloto en su web, que causaron gran contestación.
5. Al asumir el cargo, Gallardón planteó que los licenciados no hicieran el acceso, luego se retractó y quien aprobó el cambio fue el Congreso.
6. En diciembre de 2012, el primer borrador del proyecto de Ley de Servicios Profesionales eliminaba el examen de acceso.
7. El Ministerio de Justicia confirma en marzo de 2013 que se mantendrá el examen, pero se modificará su metodología y contenido.
8. En octubre de 2013, EXPANSIÓN adelanta que la prueba no tendrá un caso práctico y que sólo constará de preguntas tipo test.
9. El pasado viernes, el nuevo real decreto del Gobierno confirma que el examen será sólo un test que contará un 70% de la nota final.
10. Previsiblemente esta semana, Justicia y Educación convocarán el primer examen para la segunda quincena de junio.
 
Novedades
 
A diferencia del Real Decreto de 2011, aprobado por el PSOE, el nuevo texto elimina el caso práctico, con lo que el examen será en su totalidad tipo test. – Gana peso la nota del máster, que ahora significará un 30% de la evaluación final, mientras que antes era sólo el 20% del primer ejercicio. El examen contará un 70%. – El primer examen se convocará para la segunda quincena de junio, según estimaciones de Justicia.
 
Expansión.com

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una Respuesta a El test obligatorio para ser abogado no convence

  1. Manuel 14/03/2014 en 9:20 am #

    Resulta incomprensible que la prueba de acceso para practicar el arte de la Abogacía no contemple un supuesto practico. Para dominar un arte no solo hay que conocer las reglas, debe conocerse como aplicarlas, y eso, que es la clave de la profesión, (ya que cualquiera puede buscar una ley en Internet) no va a ser evaluado, con lo que la prueba no es sino un obstaculo impertinente.

Deja un comentario

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR