J. G. del ICAM …. ¿qué se puede proponer como proposiciones?

Horacio2
En las juntas generales del ICAM …. ¿qué se puede proponer como proposiciones?
 
¿Le importa la opinión de los colegiados a nuestra actual Junta de Gobierno y a su Decana?
 
Desde la toma de posesión de la Junta de Gobierno surgida de las controvertidas elecciones celebradas en el ICAM el 18 de diciembre de 2.012, se han celebrado cuatro Juntas Generales Ordinarias (21/03/2013, 19/12/2013, 13/06/2014 y 18/12/2014) y tres Juntas Generales Extraordinarias (21/03/2013 y 19/12/2013 coincidiendo con las Juntas Generales Ordinarias y 27/02/2014 limitada ésta a la elección del Auditor para el año en curso). No entraremos a valorar si dichas Juntas Generales fueron convocadas correctamente y siguiendo el procedimiento reglado por los Estatutos del ICAM. Hay presentadas diferentes reclamaciones solicitando la nulidad de las Juntas, que, hasta donde sabemos, aún no se han resuelto.
 
Sin embargo sí queremos valorar el desarrollo de las Juntas Generales mencionadas, sobre todo cuando se tocaba el Punto 3 del Orden del día de las Juntas Generales Ordinarias: las proposiciones que los colegiados, de acuerdo con lo que les permiten los Estatutos y lo que recomienda la salud democrática necesaria en cualquier institución, pueden someter, cumpliendo con unos requisitos tasados en los citados Estatutos, a la consideración de la Junta General para su debate si procede, y su aprobación o rechazo por la mayoría de la Junta General. El procedimiento está descrito en el artículo 37 apartado 4 de los vigentes Estatutos del ICAM.
 
En ese orden de ideas, en diversos artículos anteriores se han analizado las proposiciones, llegando a la conclusión de que son las expresiones democráticas de toda institución colegial. Una “Proposición Colegial“ es aquella figura mediante la cual los colegiados pueden proponer, debatir, discutir y votar democráticamente las mismas. La única oportunidad donde los colegiados pueden plantear libremente en público y a todo el colectivo de la abogacía madrileña propuestas con el fin de encontrar explicaciones a algunas dudas o proponer diversas ideas sobre un mejor funcionamiento del colegio, siendo estas propuestas votadas por los abogados asistentes, todo ello en el seno de la celebración una Junta General, que al estar constituida válidamente el día de su celebración, es el único órgano de gobierno del ICAM, con poder soberano bajo el marco estatutario establecido. Y, dicho sea de paso, bajo y desde cualquier óptica democrática ya que la Junta General es, por derecho propio, el máximo órgano de decisión de cualquier organismo o colectivo democrático.
 
A las Juntas Generales Ordinarias y Extraordinarias del año 2013 se presentaron 40 proposiciones en total y a la primera Junta General del 2014 (convocada fuera del plazo estatutariamente previsto el 13/06/2014 cuando debería haber sido convocada en el primer trimestre de 2.014) se presentaron otras 4. No disponemos de datos oficiales de las proposiciones presentadas a la Junta General Ordinaria celebrada el 18/12/2014 , ya que a fecha de hoy, finales de marzo, no contamos con el acta oficial. Diremos incidentalmente que es preocupante el retraso en la publicación de las actas de las Juntas Generales. Las sesiones de la Junta General se graban y simplemente se transcriben con muy escasas diferencias con lo grabado, por lo que es incomprensible que se tarden hasta seis meses en publicar las actas.
 
Pero no era ese el incumplimiento estatutario, de los muchos en que incurre la Junta de Gobierno del ICAM, motivo del presente artículo, sino el tratamiento que la Decana como presidenta de las Juntas Generales ha dado a las 44 proposiciones (insistimos, hasta el 13 de Junio de 2.014) que han presentado colegiados ejerciendo su derecho. Cabe señalar que, de las 44 proposiciones formales presentadas y admitidas a trámite en total, no se han leído ni deliberado, ni votado en la Junta General ninguna. Efectivamente, durante estos dos años de la actual Junta no se ha tomado en cuenta la participación colegial.
 
Señalaremos algunos de los motivos que se utilizaron para no tomarlas en consideración:
 
1. Extemporaneidad.
2. Falta de firma de abogado ejerciente.
3. No es proposición es una manifestación.
4. No es una proposición es una solicitud de información.
5. No es competencia de la Junta General.
6. Es competencia de la Junta de Gobierno.
 
La Decana del ICAM (que en las Juntas Generales válidamente constituidas debe ejercer exclusivamente las funciones previstas, no lo olvidemos, de Presidenta/moderadora de la citada Junta General sin más atribuciones que la de ordenar el debate y canalizar la celebración de la Junta General, según señalan los estatutos) viene decidiendo en todas las Juntas Generales ordinarias celebradas hasta la fecha, no seguir el procedimiento legalmente marcado en los Estatutos del ICAM, que recordamos consiste en:
 
Leer la proposición, que previamente ha debido de cumplir los requisitos oportunos, completa;
Someter a la decisión de la Junta General si ha lugar o no debatir la propuesta (una a una):
– Si se decide haber lugar al debate, abrir turno de intervenciones (dos a favor y dos en contra) que pueden ser tantos como la presidenta/moderadora de la Junta decida.
Votar la proposición
 
Pues bien, en la Juntas Generales Ordinarias celebradas hasta la fecha, la Presidenta/moderadora de la Junta General oportuna, has seguido este procedimiento:
 
Indicación de que se ha presentado la propuesta y si cumple o no los requisitos (no ha lugar llevar a la Junta General proposiciones que incumplan los requisitos formales)
Resumen “sui generis” de la proposición.
Rechazo de la misma.
 
La incompetencia (en su doble significado, previo y constatante) de la Decana no ha sido óbice para que la Presidenta/moderadora, dando ejemplo de lo que debe ser el respeto a la legalidad vigente como máxima exponente del ICAM en su condición de Decana, haya rechazado las proposiciones prescindiendo totalmente del procedimiento legalmente establecido, valorando, calificando y decidiendo sobre la aceptación o denegación de las proposiciones, capacidad que de acuerdo a los Estatutos no la tiene.
Ante dicha situación el desconcierto e incredulidad de los proponentes, aunque cada vez menos al comprobar que el comportamiento ilegal y antidemocrático de su Decana se reitera en cada nueva Junta General, les ha llevado a reclamar la aplicación del procedimiento establecido en los Estatutos del ICAM, ante lo cual la Presidenta/moderadora de la Junta General ha respondido de diferentes formas pero siempre en el mismo sentido:
 
No procede, pero puedes proponerlo en “Ruegos y preguntas”.
 
Llegada la parte de ruegos y preguntas, planteada la proposición y se responde en muchas ocasiones y según proceda:
 
“se estudiará………….”
“….tienes la vía para hacer valer tu derecho….”
 
Por todo ello es evidente que en la próxima Junta del día 26 de Marzo las proposiciones que se presenten a debate por parte de los compañeros abogados correrán la misma suerte: ser rechazadas fuera del procedimiento legalmente establecido. Entonces me pregunto:
¿Qué proposiciones se pueden presentar si sabemos que pese a cumplir con la forma y fondo legalmente exigidos van a ser rechazadas sin someterlas siquiera a la decisión dirimente de la Junta General sobre la procedencia o no del debate sobre la misma?
 
El poder soberano del órgano de gobierno colegial que es la Junta General constituida válidamente ¿puede tener limitaciones de competencia, si tiene poder soberano?
 
¿Tiene competencia la decana o la Junta de gobierno para impedir que la Junta General, constituida válidamente al celebrarse, ejerza su poder soberano y por tanto exija que se cumplan los procedimientos legalmente establecidos en los estatutos, y por tanto se lea, se proponga a debate, se debata o no y caso de debatirse se vote cada una de las proposiciones presentadas formalmente?
 
Ya que los estatutos no limitan las competencias del único órgano de gobierno con poder soberano, la Junta General, ¿por qué se arroga competencia la decana o la Junta de gobierno para impedir que en la Junta General, constituida válidamente al celebrarse, se lea, se proponga a debate, se debata o no y caso de debatirse se voten las Proposiciones Colegiales presentadas formalmente?
 
¿Puede la Decana y la Junta de Gobierno, en cuanto órganos de gobierno del ICAM que ostentan su gobierno por delegación de poder de la Junta General, actuar en el seno de una Junta General, en la cual su papel se limita a dirigir “… las reuniones, a cuyos efectos tendrá la facultad de abrir la sesión, conceder el uso de la palabra, moderar y ordenar el turno de las intervenciones, velar por el correcto desarrollo de las deliberaciones y considerar cuándo un asunto está suficientemente debatido para ser sometido a votación” (art. 36.4 de los Estatutos del ICAM), imponer su poder sobre el de Junta General (con poder soberano) prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente fijado como desarrollo de la Junta General?
 
¿Cuál es el temor que impide que se deliberen las proposiciones?
 
¿En la Junta convocada para el 26 de Marzo se deliberarán las proposiciones?
 
¿Le importa la opinión de los colegiados a nuestra actual Junta de Gobierno y a su Decana?
 
Y lo que es más grave, ¿le importa a los colegiados esta usurpación de funciones que lleva a cabo la Decana?
 
CONCLUSIONES:
 
1. En el año 2013 se presentaron por los colegiados del ICAM 40 proposiciones, y en la primera Junta del 2014 cuatro más. (Según consta en las actas)
 
2. Durante la gestión de la actual Junta de Gobierno no se ha leído, deliberado, ni votado ni una sola proposición.
 
3. De acuerdo al análisis anterior cada vez hay menos proposiciones planteadas debido al desánimo que produce que no se lean ni deliberen las propuestas de los colegiados.
 
4. De lo antes señalado, es evidente que en la Junta General convocada para el 26 de Marzo no se leerán ni deliberaran ninguna proposición.
 
5. Siendo así, sólo cabe la última conclusión de que en nada le importa nuestra opinión a nuestra actual Junta de Gobierno.
 
Horacio Lavado Rojas
Abogado y Colegiado ICAM
Sígueme en twitter @holavado

, , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR