La ley anticorrupción de EEUU y las empresas españolas

EEUU-ICAM-649x311px
Cómo afecta la ley anticorrupción de EEUU a las empresas españolas

Sergio Saiz

La Justicia estadounidense ha desempolvado una normativa de hace 30 años que obliga a cualquier comprador de activos en el país a investigar si la empresa que adquiere sobornó a funcionarios en el pasado.

Estados Unidos es un objetivo prioritario para las empresas españolas, que desembarcan en el país a través de adquisiciones directas, como ha sido el caso de Grifols con Talecris, o a través de adquisiciones de firmas latinoamericanas con filiales en EEUU, algo especialmente relevante tras el interés de los últimos meses de España por invertir en México.

A la hora de plantear cualquier compra, lo habitual es realizar una due diligence, que se centra generalmente en los aspectos económicos. Sin embargo, desembarcar en Norteamérica requiere un análisis jurídico en profundidad, ya que la legislación estadounidense, a diferencia de la española, hace responsable al actual propietario de los delitos que una empresa pudo cometer en el pasado.

Regulación

– La FCPA, que se aprobó en 1977, establece sanciones para las compañías con actividad en EEUU que realicen sobornos en el extranjero.
– Las acciones pueden ser por vía civil y penal contra la empresa y contra personas físicas.
– La sanción media está en torno a los 15 millones de euros, aunque se fija en función de los ingresos obtenidos ilícitamente.
– En Estados Unidos el responsable es el dueño actual de la empresa, aunque el delito se cometiera antes de la adquisición de la firma.
– Para evitar posibles responsabilidades, el comprador de una empresa en EEUU tiene que investigar el pasado de la compañía.

La importancia de no olvidarse de los aspectos jurídicos no sólo viene del creciente interés de las compañías españolas por el mercado americano sino, sobre todo, porque la justicia y los reguladores estadounidenses han desempolvado una normativa anticorrupción de 1977, que si bien ha pasado desapercibida hasta ahora, en los últimos dos años se ha convertido en un arma para evitar los escándalos empresariales ligados a la corrupción.

Según explica María Luisa Cánovas, socia de la oficina de Nueva York de Jones Day, la Foreign Corrupt Practices Act (FCPA) castiga a las compañías con actividad en EEUU que sobornen a un funcionario en el extranjero, es decir, penalizan la corrupción en una filial, que en principio sólo debería responder ante la jurisdicción del país en la que tiene su sede. En España, se está intentando incluir una norma similar con la reforma del Código Penal, pero todavía no ha sido aprobado.

A pesar de que en Estados Unidos esta ley lleva en vigor más de treinta años, hasta hace poco, los reguladores prácticamente no la aplicaban y miraban hacia otro lado, sobre todo en el caso de multinacionales que se instalaban en países con altos índices de corrupción, donde las adjudicaciones de contratos dependen de sobornos a funcionarios públicos.

Sin embargo, en cuatro años, la actividad de la justicia estadounidense se ha intensificado en un 600% en este ámbito, intentando que sus compañías den ejemplo en todo el mundo y evitar escándalos.

La multa media se sitúa en torno a los 20 millones de dólares (15 millones de euros). El problema para una empresa española que compra activos en Estados Unidos es que esta ley está en vigor desde 1977, por lo que si en el pasado la firma que ha adquirido sobornó a algún funcionario y se descubre, sería responsable y tendría que afrontar la sanción.

“La acción puede ir contra la compañía y la persona física”, tanto por la vía penal como la civil, apunta Cánovas.

Según la socia de Jones Day, la única forma de evitar la responsabilidad es realizar una investigación a fondo en materia anticorrupción durante la due diligence. Una vez adquirida la compañía, también hay que implementar unas medidas especiales de control siguiendo los criterios de la FCPA.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR