Lucha brutal en ICAM: Ferrari & 600

votar
 
Lucha brutal en ICAM: Ferrari & 600
 
A priori parecería que los tiempos de cambio también llaman a las puertas del ICAM. Por lo general, los Ferraris suelen batir a los Seat600. Aunque nunca se sabe.
 
Graciano Palomo – Palo Alto / El Confidencial
 
La lucha brutal de estos días finales de campaña para lograr la mayoría en la Junta de Gobierno y, por ende, el Decano en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), me recuerda aquellas batallas a finales del franquismo donde dirigir y representar a los 76.000 colegiados era algo más que un mero cargo sectorial o gremial.
 
El próximo miércoles 13 de diciembre los aproximadamente 15.000 colegiados que suelen acudir a las urnas del ICAM darán una respuesta incontestable.
 
Uno de los candidatos es Javier Iscar, hasta ahora diputado tercero de la junta de gobierno del ICAM. Quiere seguir al frente del cometido en el que lleva ya varios años. Sus competidores le adjuntan algunas irregularidades en forma de subvenciones y conflicto de intereses, así como la utilización de las distintas plataformas que le estarían sirviendo para hacer la campaña desde el poder.
 
Frente a él se alza José María Alonso, que acusa a su opositor de llevar al Colegio de Abogados a la insignificancia y a la pésima gestión. Alonso, que ha pilotado dos de los más grandes bufetes de España y el mundo (Garrigues y Baker & Mckenzie), se presenta como el candidato “rupturista” frente al continuismo de Iscar y dice querer convertir el ICAM en algo decisorio en la vida pública española porque el ICAM es el colegio que marca la pauta al resto de las asociaciones de abogados de Madrid.
 
El último episodio en la lucha fraticida —¡tan española!— ha sido el “error informático” cometido por la actual dirección del ICAM colapsando los correos de miles de sus afiliados en lo que podría parecer un intento de perjudicar al aspirante.
 
Alonso pone en valor sus “facturaciones” y resultados en Garrigues y Baker. En ambos dice haber duplicado, y aún triplicado los ingresos, esto es, clientes.
 
A priori parecería que los tiempos de cambio también llaman a las puertas del ICAM. Por lo general, los Ferraris suelen batir a los Seat600. Aunque nunca se sabe.
 
Lo que echo en faltar en el candidato que aspira a la reelección es su denuncia de la pésima situación de la Justicia, elemento clave en un Estado de Derecho que se precie, incluyendo en ese capítulo general el escaso nivel técnico/jurídico de algunos jueces que por desconocer ignoran la jurisprudencia del Tribunal Supremo y las garantías que ofrece la Constitución en materia de libertades.
 
¡Que se lo pregunten a determinados periodistas! Yo tengo alguna prueba cuando un juez de Pozuelo me condenó a pagar 20.000 euros a José María Aznar por publicar hechos ciertos en su relación con el suicidado Miguel Blesa. Durante cinco años tuve que sufrir oprobio hasta que la Audiencia Provincial y, finalmente, el Tribunal Supremo, puso las cosas en su sitio. ¿Qué hacemos con jueces como el referido Enrique Presa Cuesta?
 
¿Seguir pagándole el sueldo?
 
¡Carajo, qué fuerte!

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR