Código Ético

ESTATUTOS | CÓDIGO


TITULO I:

PRINCIPIOS Y VALORES

TITULO II:

EJERCICIO DE LA ABOGACÍA

TITULO III:

VOCACION DE SERVICIO AL CLIENTE

TITULO IV:

LA ABOGACÍA: UN SERVICO SOCIAL

TITULO V:

RELACIÓN CON EL ENTORNO INSTITUCIONAL

TITULO VI:

RELACIÓN CON LOS COMPAÑEROS

TITULO VII:

COLEGIO PROFESIONAL AL SERVICIO DE LOS COLEGIADOS

TITULO VIII:

INTERPRETACIÓN Y MODIFICACIÓN DEL PRESENTE ARTICULADO


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Código Ético y de Calidad de Abogados por un COLEGIO-ético constituye una declaración de valores, principios y pautas de conducta, que deben guiar el comportamiento de todos sus miembros en el desarrollo de su actividad profesional. Aspira a dibujar un concepto de la ética profesional más allá de los deberes y derechos.
Abogados por un COLEGIO-ético, es una Comunidad, que persigue facilitar un nuevo espacio para el desarrollo de la Ética en el ejercicio de la abogacía, un espacio para compartir experiencias –buenas prácticas y defender valores e intereses en un contexto histórico y social adverso. La labor de la Abogacía ha de entenderse de nuevo como elemento activo y necesario de la sociedad.
El presente código no es algo estático sino dinámico, que ha de enriquecerse de forma constante con las aportaciones de todos sus miembros.
El presente Código Ético se erige como un complemento al resto de Códigos deontológicos y éticos existentes, con la intención de alimentar la deontología y pluralismo ideológico, con un respeto escrupuloso al ordenamiento jurídico.
Abogados por un COLEGIO-ético nace en un entorno social y económico adverso, y pretende dar respuesta a los problemas a los que se enfrenta la Abogacía, busca la calidad y ética profesional frente a la falta de transparencia y corrupción, con el fin de que se perciba la abogacía como un elemento integrador y constructivo de la sociedad.
Abogados por un COLEGIO-ético trabaja en paralelo con otras instituciones como una herramienta más para la mejora de la ética y de los servicios profesionales de la Abogacía.
Es objeto de Abogados por un COLEGIO-ético constituirse en fuerza de análisis sobre el papel de los Colegios -y su mejora, abogamos para que los Colegios de Abogados estén al servicio del colegiado.
Los Colegios de Abogados son la imagen más directa que la sociedad tiene de la profesión y como tal, hay que cuidarla y construirla como un elemento fuerte capaz de transmitir transparencia, rigor y eficacia.
El Abogados por un COLEGIO-ético entiende a los Colegios de Abogados como elemento indispensable ya que son el intermediador- jurídico entre el ciudadano y la Administración de Justicia, por lo que ha de ser oído necesariamente para cualquier decisión legislativa o ejecutiva en este ámbito.
El miembro Abogados por un COLEGIO-ético quiere sentirse orgulloso de su Colegio de Abogados y no cesará su empeño hasta conseguirlo.
Esta vocación integradora únicamente pretende la revaloración de la profesión, con el fin de que esta mejora en la profesión se vea repercutida en una mejora en la sociedad, en la que los ciudadanos vean en la Abogacía la vía más eficaz en la que pueden contar para la defensa de sus legítimos intereses.
En este sentido, cualquier abogado que se sienta identificado con los objetivos y valores que se proclaman en este Código-ético y de Calidad, es parte ya de Abogados por un COLEGIO-ético. Todo ello con el merecido respeto al ordenamiento jurídico y los Estatutos de Abogados por un COLEGIO-ético, que forman parte del cuerpo documental anexo al Código.
Todos los interesados deberán suscribir en el momento de su ingreso los Principios que se recogen en el presente Código.

TITULO I:
PRINCIPIOS Y VALORES

Art.1- El abogado perteneciente a Abogados por un COLEGIO-ético se adhiere necesariamente a los principios y valores de esta asociación de modo que devengan auténticos principios rectores de su ejercicio profesional, en consecuencia su actuación ha de regirse por:
La honestidad e integridad profesional
La calidad y excelencia en el ejercicio de la profesión.
La total e incondicional lealtad al cliente.
La competencia leal entre compañeros abogados.
El respeto al ordenamiento jurídico y a las normas deontológicas de nuestros Colegios.
El comportamiento ejemplar, ante cualquier profesional y funcionario al servicio de la Administración de Justicia.

TITULO II:
EJERCICIO DE LA ABOGACÍA

Art.2- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético se comprometen a proyectar la abogacía como una profesión/servicio de alta calidad intelectiva, destinada a aportar seguridad jurídica y protección legal a cuantas personas confían sus intereses legítimos, para ello se valdrá de todas la herramientas intelectuales a su alcance, en sus tareas de asesoramiento, dirección letrada o apoyo jurídico de todo orden.
Art.3- Renuncian a la mediocridad profesional, para lo que se utilizarán todo el saber a su alcance en el desempeño de los servicios, combinando los pilares clásicos del Derecho con las nuevas ramas y tendencias, y todo con el fin de adquirir, la preparación jurídica y la experiencia suficiente para desempeñar sus funciones con las competencias y garantías de calidad que la sociedad hoy nos reclama.
Art.4- Los miembros del Abogados por un COLEGIO-ético respetaran las normas sobre incompatibilidades en el ejercicio de la profesión y rechazarán y denunciarán el intrusismo profesional.
Art.5- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético concebirán la suya como una profesión de gran impacto social, y actuarán en todo momento como defensores de derechos fundamentales y de derechos patrimoniales de empresas y particulares.

TITULO III:
VOCACION DE SERVICIO AL CLIENTE

Art.6.1- Entre las obligaciones y compromisos generales que los miembros del Abogados por un COLEGIO-ético van a establecer con sus clientes, se encuentran los siguientes:

1. Deber de promover la solución más efectiva, aunque sea la vía menos lucrativa.
2. Deber de suficiencia profesional y de posesión de recursos.
3. Deber de garantizar la igualdad de trato e imparcialidad, evitando cualquier tipo de discriminación y conflicto de intereses.
4. Deber de información completa sobre el procedimiento con el respectivo presupuesto.
5. Deber de respeto a las reglas de los procedimientos procesales y empleo correcto de los medios de defensa, respetando el principio de legalidad.
6. Deber de transparencia presupuestaria.
7. Deber de establecer unos honorarios justos y proporcionales a los trabajos realizados, con independencia del asunto y evitando caer en el economicismo regulador de los honorarios.
8. Deber de asegurar su responsabilidad profesional.

Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético supeditan los intereses profesionales a la defensa de los derechos e intereses de sus clientes, siempre que no constituya un conflicto con el presente código ético y con el ordenamiento jurídico.

Art.6.2- En caso de actuar por cuenta ajena, los miembros del Abogados por un COLEGIO-ético trataran de fomentar como objetivos de la organización para la que ejercen, los compromisos y obligaciones señalados en el punto 1 del presente artículo.

Art.7- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético orientarán de la manera más clara y sincera sobre los devenires de sus eventuales litigios, esta exposición ser hará de la manera más sencilla y pedagógica que permite entender al cliente su realidad jurídica y sus perspectivas procesales, duración, efectos colaterales y posibles costas.
Art.8- Los miembros del Abogados por un COLEGIO-ético se obligan a mantener informados a sus clientes en todo momento, tanto de las necesidades presupuestarias, como de la marcha del procedimiento.
Todo ello en defensa de los principios de transparencia presupuestaria y veracidad en la estimación de costes, y fiel información en el estado de cuentas.
Asimismo se informarán al cliente de la posibilidad de ser beneficiario de Justicia gratuita.

TITULO IV:
LA ABOGACÍA: UN SERVICO SOCIAL

Art.9- El miembro de esta Comunidad es Abogado y como tal defiende los derechos y libertades de los ciudadanos.
Art.10- El ejercicio de su profesión conlleva: trabajar por el justo equilibrio entre las obligaciones y derechos de los ciudadanos, y significa hacer posible el derecho de defensa que la Constitución consagra.
Art.11- El miembro de esta Comunidad, procurará evitar el enfrentamiento judicial entre las partes, y será elemento conciliador de posturas antagónicas cuando las circunstancias lo permitan.
Art.12- El miembro del Abogados por un COLEGIO-ético se ha de concebir a sí mismo como elemento vivo de la sociedad, que observa, advierte, crea tendencias e influye en la opinión pública. Es una pieza fundamental que vela por el cumplimiento del ordenamiento y hace posible el Estado de Derecho. Respeta las leyes e intenta corregir, dentro de sus medios y desde la legalidad, sus desajustes y excesos.

TITULO V:
RELACIÓN CON EL ENTORNO INSTITUCIONAL

Art.13- El miembro del Abogados por un COLEGIO-ético ejercerá su profesión de abogado, con respeto y absoluta independencia de los Poderes Públicos, Tribunales de Justicia y Autoridades, sin otras limitaciones que las impuestas por la Ley y por las normas de la Ética y de la Deontología, como reconoce el Estatuto general de la Abogacía Española, aprobado por Real Decreto 2090/1982, de 24 de julio.

Art.14- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético velan por el cumplimiento del ordenamiento. Expresamente se comprometen a que en el ámbito de su actuación:
Respetarán las leyes renunciando expresamente a la falsedad o a la omisión dolosa y renuncian a lucrarse con la mentira, o manipulación, negándose a la creación de pruebas falsas.

Tendrán un comportamiento cortés y correcto con Jueces, Secretarios y personal de la Administración de Justicia en el transcurso del procedimiento, con un comportamiento ejemplar, se abstendrá de descalificar en lo que exceda del derecho a la libertad de expresión y del ejercicio del derecho de defensa de su cliente.
Art.15- Los miembros del Abogados por un COLEGIO-ético, se comprometen realizar cuantas acciones sean necesarias para denunciar actuaciones contrarias al ordenamiento jurídico por parte de las Autoridades e Instituciones Públicas.

TITULO VI:
RELACIÓN CON LOS COMPAÑEROS

Art.16- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético guardarán el respeto debido a los compañeros, procuradores, litigantes, testigos y peritos del juicio, evitando la sátira y sarcasmo en el trato.
Art.17- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético favorecerán una saludable y sana competencia en la profesión, que haga mejorar la calidad de la Abogacía. Renuncian a una competencia desleal, por lo que evitaran la captación de clientes que ya cuenten con abogados que les defiendan con la calidad y suficiencia necesarias.
Art.18- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético realizarán la publicidad de sus servicios de forma descriptiva, dentro de los límites establecidos por la deontología profesional, por este Código y por la normativa vigente sobre publicidad y competencia desleal.

Art.19- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético contestarán con corrección y puntualidad las comunicaciones de sus compañeros letrados y celebrarán el primer encuentro con el letrado de la parte contraria en la sede del letrado de mayor edad.
Art.20- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético se abstendrán de criticar a compañeros o de desprestigiarlos con propósitos meramente ofensivos y no escucharán a quienes difaman, calumnian o descalifican a otros compañeros.

Art.21- Los miembros de Abogados por un COLEGIO-ético se mantendrán alerta y denunciarán cualquier actividad que dañe la imagen y el prestigio de la Abogacía y contravenga las reglas de este Código.

Art.22- Todo miembro de Abogados por un COLEGIO-ético puede denunciar ante el Comité Ético cualquier acto de uno de sus miembros, que sea contrario a este Código Ético o que perjudique seriamente la imagen de la Asociación o el prestigio de la Abogacía. Abogados por un COLEGIO-ético tramitará, en el ámbito interno, las denuncias vertidas entre sus miembros.

TITULO VII:
COLEGIO PROFESIONAL AL SERVICIO DE LOS COLEGIADOS

Art.23- El miembro del Abogados por un COLEGIO-ético, comparte los siguientes principios éticos y ejecutivos para el funcionamiento de los Colegios de Abogados y luchará para que se instauren.
a) Principios éticos:
1º La Actuación de los Colegios deberá realizarse con transparencia, de acuerdo con los principios de eficacia, economía y eficiencia y con el objetivo de satisfacer el interés general de la Abogacía.
2º Ejercerán sus funciones de buena fe y con dedicación al servicio de la abogacía, absteniéndose de cualquier conducta que sea contraria a estos principios.
3º Respetarán los Colegios el principio de imparcialidad, de modo que mantengan un criterio independiente y ajeno a todo interés particular.
4º Asegurarán un trato igual y sin discriminaciones de ningún tipo en el ejercicio de sus labores profesionales.
5º Mantendrán una conducta digna y tratarán a los compañeros con esmerada corrección.

b) Principios de actuación:
1º Los Colegios de Abogados están al servicio de los colegiados, por lo que ofrecerá todos los servicios y contraprestaciones necesarias a los abogados, ya que son lo que hacen posible su existencia con el pago de las cuotas.
2º El Colegio tendrá que realizar todos los actos necesarios para la protección, apoyo y defensa del colegiado frente a actuaciones provenientes de la ciudadanía y de las Administraciones Públicas y ello con una total y absoluta independencia.
3º La abogacía es pieza fundamental en la aplicación de las leyes, por lo que deberá hacerse necesaria la colaboración de los Colegios de Abogados con la Administración de Justicia para su elaboración.
4º Los Colegios habrán de realizar todas las actuaciones necesarias para dignificar la profesión de abogado, para que se abandone la idea de que el abogado es un “mal necesario”. Han de transmitir a la ciudadanía por medio de publicidad o marketing descriptivo que un abogado por encima de todo va a defender sus intereses legítimos.
5º Los Colegios tendrán un sistema eficaz de ayuda al colegiado para el cobro de las minutas impagadas, y prestará especial atención a los colegiados en delicada situación financiera
6º Los Colegios pondrán a disposición de los colegiados una formación constante, y de máxima Calidad.
7º Los Colegios de Abogados interactuaran entre sí para beneficiarse y enriquecerse de la experiencia, impulsando la armonización normativa entre los diferentes Colegios.
8º Se crearán sistemas de Arbitraje por concurso, que se llevará a cabo por abogados independientes de reconocidos prestigio, experiencia y solvencia Ética.
9º Se redefinirá la asistencia jurídica gratuita y los servicios de orientación jurídica, ampliando los medios materiales y personales con que se cuenta, perfeccionando y ampliando el beneficio para los abogados que intervengan en ella.
10º Cualquiera de las personas que tengan alguna función dentro del Colegio de abogados:
No se implicará en situaciones, actividades o intereses incompatibles con sus funciones y se abstendrán de intervenir en los asuntos en que concurra alguna causa que pueda afectar a su objetividad.
Desempeñarán sus funciones con transparencia.
Gestionarán, protegerán y conservarán adecuadamente los recursos, que no podrán ser utilizados para actividades que no sean las permitidas por sus estatutos, mostrando siempre austeridad.
No se valdrán de su posición para obtener ventajas personales o materiales.

11º El Colegio tendrá un sistema de elección transparente, representativo y democrático. Los órganos de gobierno de los Colegios serán plurales para que todas las corrientes existentes participen en la vida colegial.

TITULO VIII:
INTERPRETACIÓN Y MODIFICACIÓN DEL PRESENTE ARTICULADO

Art.24- Interpretación de las presentes normas.
La interpretación de las normas establecidas en el presente Código Ético y de Calidad, así como la tramitación y resolución de los expedientes que puedan abrirse a aquellos asociados que no cumplan con los Principios, serán competencia exclusiva del Comité Ético que se constituye en garante del presente Código.

Art.25- Modificación del Código Ético

Cualquier miembro de Abogados por un COLEGIO-ético podrá solicitar la modificación o supresión de alguna de las normas éticas o de funcionamiento, si entendiese que vulneran el propio espíritu de la Asociación o sus principios rectores.

La modificación, adición o supresión de alguna norma requerirá la aprobación por mayoría de la Junta Directiva.

ASOCIACIÓN
“Abogados por un COLEGIO-ético”
Calle Reina Mercedes,22
28020 Madrid
CIF: G86855350
Tlf: 91 456 29 80
Email: info@colegio-etico.es

© 2013 Abogados por un COLEGIO-ético
Todos los Derechos Reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR